lunes, 3 de agosto de 2009

Mentime que me gusta: "El amor de mi vida"


"El destino no depende de la suerte, sino de la elección. No es algo que se espera, sino algo que se construye activamente."
T. S. Elliot (26/09/1888 - 4/01/1965).
Poeta, dramaturgo y crítico anglo-estadounidense.


El "Amor de tu vida" no existe. Podremos sentirnos mejor o peor con otra pareja, pero ninguna es tan especial como para ser considerada "la única". He oído historias en las que la frase "encontré al amor de mi vida, pero lo perdí/me dejó/lo estropeé" y me dan ganas de decirle a esa persona convencida de haber perdido toda oportunidad de ser feliz, que abra su mente y trate de entender ese complejo asunto.

Que alguien hable de "el amor de su vida" demuestra claramente su inmadurez afectiva y declara afición a las novelitas rosas. Nada está mas lejos de la realidad, y esta alienación es peligrosa, porque confesar a alguien "sos el amor de mi vida" la/lo hace consciente del enorme poder que tiene sobre vos. Imaginate: no podés darte el lujo de perderla/o, asi que si te tocó en suerte alguien malicioso te puede hacer mucho daño. Muchos deben su miserable existencia a este mito: no quieren dejar a alguien que los hace infelices porque creen que es "el único".

Algo peor aún: Que un prospecto de pareja te diga "yo ya tuve el amor de mi vida y lo perdí". Es como que te diga en la cara que no te toma en serio. Que no te esperances, la cosa va directamente al basurero.

Mi experiencia me enseñó a disfrutar de todas mis relaciones de pareja, de las mejores y de las peores. Crecer como persona es lo más importante de todo: después de una mala experiencia, solo queda volver a intentar, tratando de darle una nueva oportunidad al amor y no cometer los mismos errores.

Gracias a todos los que me pidieron que siga escribiendo. Sus comentarios son mi sueldo (como dice un colega bloguero).





17 comentarios:

Conta Dora dijo...

Se te extrañaba ya!!!
Opino igual, pero igual que vos. Hay grandes amores, pero no uno solo, porque de ser así, que esa persona se meta en un hueco y nunca más busque a nadie, para no lastimar a otras personas que se involucren afectivamente con éste.
Salir con alguien que te dice eso, es como comprar un yogurt: tiene vencimiento muy pronto.
Muy buen post, muy buena vuelta, muy buena la tira cómica!

Besos!

Maga dijo...

Es posible, pero a veces también es lindo creer que determinada persona es "the one". Yo también porque vivo en un cuento de Disney, y leyendo novelas de las hermanas Brontë.
Como siempre, adoro las citas célebres que subís.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

estoy de acuerdo, a veces uno idealiza mucho y se queda pega a 'lo que deberia ser' y deja de disfrutar lo que es.
saludos. :D

Daniela dijo...

Pienso que existen grupos de personas con caracteristicas muy similares que se reconocen por una cuestion quimica. Dentro del grupo cualquiera puede ser el amor de tu vida, es una cuestion de eleccion o mas bien de encuentro y luego como dice Saint Exupery en "El Principito": "Fue el tiempo que pasaste con tu rosa la que la hizo para ti tan importante".

Acerbus dijo...

Conta Dora:
¡Excelente analogía la del yoghurt! Si vos podés robar con Pitigrilli, yo puedo robar de otros lados...
Gracias por el comentario.

Maga:
¡Jane Eyre! Recuerdo que me obligué a terminar de leerla, cuando promediaba mi adolescencia. Era tan terriblemente estereotipada que me aburrió en los primeros capítulos. Cumbres borrascosas está en mi biblioteca llenándose de polvo.
Gracias por el comentario y los elogios.

Sweet carolain:
Totalmente de acuerdo. ¿Te sorprende la cantidad de gente que ignora algo tan simple?
Gracias por el comentario.

Daniela:
Me hacés acordar del ejemplar del Principito que me regaló mi querido padrino, el que me pidieron prestado y jamás devolvieron. Voy a comprar otro ejemplar, pero ya no será lo mismo.
Decía un gran pensador (no recuerdo ahora quién): Lo importante es la relación que se construye con alguien, no quién es ese alguien.
Gracias por comentar.

Karmakiller dijo...

EL amor de la vida existe en la vida, por eso se llama así.

El problema es querer reducirlo a una persona. Cuando son todas.

Un abrazo, buenisimo el blog!.

Acerbus dijo...

Karmakiller:
Viéndolo de ese modo, creo que tenés razón. Muy buen blog el tuyo también.
Gracias por comentar.

Angus dijo...

Me gusta.

Acerbus dijo...

Angus:
Me alegro de que sea de tu agrado.

Gran Lady dijo...

Estoy completamente de acuerdo con usted, salvo por lo de las novelitas. Tenga en cuenta que Cumbres Borrascosas es de mediados de 1800. Creo que ahí sí se podía hablar del amor para toda la vida, porque la vida era mucho más corta. ¿Cuál era la expectativa de vida en esa época? Visto así, no es ridículo que en las novelitas de 1800 se hable de amor para toda la vida. Ahora es otro cantar. Gracias por volver a escribir.

Acerbus dijo...

Gran Lady:
Es cierto, eran de otra época las de las hermanas Brontë. Pero también existen novelitas rosas en la actualidad: los teleteatros o culebrones, las novelitas comerciales (Violena, Jazmín, Corin Tellado, etc); las películas románticas....
Gracias por el aliento y por el comentario

Karmakiller dijo...

muy acertada tu conclusión y tu análisis, pienso, en pocas palabras...lo mismo.

El amor de la vida no existe, existe la vida del amor, que está en todas partes.

un abrazo!

Acerbus dijo...

Karmakiller:
¡Tanto hay para decir sobre el amor!

Gracias por el comentario.

nomadeanonimo dijo...

Especular alrededor del amor es inutil.

O esta o no. Si uno no lo sintio no estaria aqui.

Acerbus dijo...

nomadeanonimo:
Especular acerca del amor no solo es útil, sino que es divertido.
Ríos de tinta y de electrones corrieron en su nombre.
Gracias por comentar.

Kio Kioskera dijo...

Hola!
Llegué un poco tarde, pero qué bueno lo que aquí he encontrado. Tampoco creo en eso del "amor de mi vida" como sentencia. Lo peor son los casos que consideran que más dolor equivale a más enamora-miento... Pero bueno, con esa visón del amor hemos crecido muchos, me incluyo por momentos jaja...
Beso, te sigo leyendo

Acerbus dijo...

Kio Kioskera:
Gracias por comentar. Las novelitas románticas si que hacen daño.