viernes, 15 de mayo de 2009

Mundo enfermo y triste



No vayas por allí diciendo que el mundo te debe a tí una vida: el mundo no te debe algo, estaba aquí primero.
Mark Twain (1.835-1.910)
Humorista y escritor norteamericano, 
autor de "Las Aventuras de Tom Sawyer"


El mundo no es peligroso por culpa aquellos que hacen daño sino por aquellos que lo observan sin hacer algo.
Albert Einstein (1.879-1.955)
Alemán, autor de la Teoría General de la Relatividad 
y premio Nobel en física.



El mundo está enfermo, y trata de curarse. La enfermedad: el propio ser humano que multiplicándose sin control está agotando los recursos y eliminando a otras especies. La cura: epidemias, desastres "naturales" y guerras.
Tiempos oscuros se avecinan: guerras por recursos como el agua y el petróleo. Pandemias que podrían ser incontenibles.  Una crisis económica mundial que no parece tener remisión. Catástrofes naturales que matarán de hambre a los que no mueran por sus efectos primarios. Si es lo que se necesita para que lo que quede de la especie homo sapiens sapiens sea consciente, que así sea, inclusive si me toca estar entre los que ven crecer el pasto desde abajo.

Pasé mi niñez en un pueblo del interior de Misiones, a pocos metros del "monte", de la selva misionera, llena de vida y de vigor. Hace unos días volví a pasar algunos días en el monte... que está seco, agonizando por la falta de lluvias. Al caminar entre los árboles se siente el crujir de la hierba reseca abajo, y hasta donde alcance la vista se puede apreciar el amarillento color de las hojas en los árboles sedientos.
Creo que ya no hay vuelta atrás: el clima cambió y nos va a tocar sufrir las consecuencias. Enfermedades como la leshmaniasis, el dengue, la fiebre amarilla y otras, antes exóticas, ahora aparecen intercalándose en los titulares de las noticias. Paradójicamente, en esos mismos titulares las ideas para solucionar el problema de fondo brillan por su ausencia. 
Mi pesimismo está justificado.
El 27 de abril asistí a la charla que el profesor de filosofía y escritor español Fernando Savater presidió en el Centro del Conocimiento, y una frase me impresionó profundamente. Alguien le había preguntado su opinión acerca de la crisis económica mundial, a lo que contestó:
"Si bien no entiendo mucho de economía, la solución tradicional a las crisis es la guerra. Moviliza la industria, dando trabajo a la poca gente que sobrevive al conflicto."
No creo que la guerra sea la única solución: hay muchas otras mejores, que pueden desarrollarse hablando y consensuando. Lamentablemente, pensar en los líderes mundiales dialogando y poniéndose de acuerdo para salvar al mundo es utópico.

"Es el fin del mundo tal como lo conocemos... y me siento bien"


11 comentarios:

Daniela dijo...

Caótica la situación, es triste ver a lo que ha llevado el egoísmo humano cuando podría haber sido diferente. El año pasado en un curso de derecho ambiental, vi el documental de Al Gore, "Una verdad incómoda", nos da una idea del enorme problema ambiental y es una pena que un hombre como este, preocupado desde su juventud por estos asuntos, no haya podido ser presidente en el año 2000.

Natalia Alabel dijo...

Hacia el siglo x, había muchas teorías del fin del mundo, muchos miedos, principalmente provocados por las pestes que asolaban la Europa medieval. La gente creía en el fin de mundo posta.
Pero los cultivos mejoraron, la gente se alimentó mejor y con el correr de los siglos, las pestes retrocedieron. Las ideas de fin de mundo empezaron a disiparse, sobre todo con el advenimiento del capitalismo, en el siglo xvi.
Tu sensación de fin de mundo tal como lo conocemos, de enfermedad y cura, etc, no es más que la expresión individual adelantada de lo que va a ser el cambio de paradigma. Vos y yo no lo vamos a ver pero está en camino. Así como la edad media no duró eternamente, tampoco lo hará el capitalismo.
hablo de cambio de paradigma porque adhiero a la teoría de que la estructura económica determina la superestructura moral, filosófica, religiosa, familiar, etc.

Acerbus dijo...

Daniela:
Lo de Al Gore es un ejemplo clásico de que "la mejor democracia del mundo" puede ser una farsa a veces.

Natalia Alabel:
Hay una gran diferencia entre una peste y un cambio climático global, provocado por el hombre. No creo que nos salve un cambio de paradigma económico, porque ya es tarde para un cambio para el que ni siquiera hay voluntad.

Gracias a ambas por sus comentarios.

Gran Lady dijo...

Para seguir en la misma temática, te recomiendo el libro "Imperio", de Michael Hardt y Antonio Negri. Y me encantó lo de Natalia Alabel muy Khun.

Huellas dijo...

es verdad lo que decis. me quede pensando, acerca de que el mundo esta enfermo, su enfermedad: el hombre multiplicandose..
es como se lee por alli, "al hombre no le pertence ni siquiera dirigir sus pasos". yo vivo en un pueblo cordobes, con mi flia nos mudamos de bs as buscando aire puro, ni 2 decadas pasaron y parece que estamos en medio de sydney. pero eso espeso que se ve, no es niebla ...es smog..
"la tierra se esta quitando de encima al peor enemigo, cantan los piojos, (algo bueno de su ultimo disco)

muy buen blog..perdon por pasar!

Acerbus dijo...

Huellas:

Gracias por el comentario y por "pasar". Lo único que no perdonaría es que dejes de comentar.

Jamona dijo...

certeramente cierto.

no puedo creer que compartamos la misma expresion deforme de ternura jajajja

Acerbus dijo...

Jamona:
Es tan cierto que no sé si asustarme o alegrarme. Gracias por el comentario.

Centro VGM Lanus.. dijo...

Hola, me gusto mucho tu blog.. no se verdaderamente como llegue.. pero vi en particular un post sobre Malvinas, mas precisamente el del 02/04..

Te cuento q nosotros somos integrantes del Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas de Lanus, te invitamos, si t interesa el tema, q nos visites y compartas nuestras experiencias..

http://www.fotolog.com/malvinas_am860

http://cvgm.blogspot.com

Te dejamos un saludo enorme!

Acerbus dijo...

Centro VGM Lanus:

Me siento honrado por los elogios vertidos por veteranos de la Guerra de Malvinas. Visitaré sus páginas cuando pueda.
¡Viva la Patria!

Anónimo dijo...

Tres intiresno, gracias